M Angeles Lirón Sandoval

Estuvimos el puente de diciembre en la Cueva La Panadera y lo pasamos genial. La cueva limpísima y con todo tipo de menaje. Con la chimenea y la leña estuvimos muy calentita. Herminia un amor de mujer. El pueblo muy simpático. Unos días estupendos. Hicimos galletas con los crios y tb excursiones por los alrededores. Muy recomendable!