Marisa Isidro

Pasamos unos días maravillosos, tranquilitos, soleados y con una atención buenísima por parte de Herminia. No nos faltó de nada, todo perfectamente equipado, la zona tiene un encanto especial, los pueblecitos, la naturaleza, las gentes…

Muy recomendado y para repetir siempre que sea posible!

Alberto y Marisa